Saltar al contenido
Amantes del propóleo y el Mercadona- KITSANA

Quitar Un Poro Enquistado

acné en barbilla

Los poros enquistados o obstruidos son el resultado de células muertas de la piel que se quedan atrapadas en la epidermis en vez de ser expulsadas.

Estos poros son pequeñas aperturas que tenemos en la piel por dónde segregamos sudor y sebo, el cual cuando se obstruye puede ocasionar puntos negros, postulas y acné.

Puedes ver si tienes poros enquistados si detectas puntos negros, acné y falta de brillo en la piel. Pero no solo un poro se puede enquistar o obstruir por la grasa o sudor que expulsa, sino existen factores ambientales que pueden contribuir a que esto suceda.

Estos son algunos de los factores ambientales que contribuyen a la aparición de poros obstruidos:

  • Toxinas y contaminación en el aire
  • Maquillaje no adecuado
  • Suciedad y grasas transferidas con la mano
  • Sudor y polvo

Quitar un poro enquistado no es tarea fácil, ya que pese a eliminarlos, pueden volver a aparecer especialmente causados por los puntos anteriormente descritos.

Para que te hagas una idea antes de empezar, un poro enquistado toma la forma de grano interno o ciego cuando se infecta y es como un bulto rojizo el cual se torna rojizo. Por ello es muy importante si quieres combatir el acné y estos granos sin cabeza, que realices los siguientes métodos.

Métodos para extraer poros enquistados

Estos métodos son ideales para quitar poros enquistados. Todos ellos tienen la finalidad de abrir y quitar la obstrucción en el poro provocada por la suciedad, grasa, contaminación, piel seca…

Tiras adhesivas

Son unas tiras especiales que podemos encontrar en muchas tiendas de estética y supermercados que se adhieren a la piel de la zona que se quiera limpiar de poros enquistados.

Estas tiras tienen diferentes formas o tamaños para que se adapten mejor a las diferentes partes de la cara en que quieras aplicar esta cinta.

Con estas tiras se pueden eliminar las siguientes cuerpos de tu piel:

  • Cabello pelos
  • Bacterias
  • Aceites y grasas retenidas
  • Piel muerta
  • Polvo y suciedad que esté adherida a tu piel.

Esta tira es muy fácil de usar, sin embargo os vamos a detallar un poco los pasos a seguir si decides usar este sistema para la extracción de poros taponados.

  • Limpia tu cara con agua tibia
  • Moja la tira con agua y desliza la cinta por la piel haciendo que se pegue en la zona que deseamos
  • Espera durante 5 o 10 minutos y extrae la tira suavemente.
  • Elimina los restos que haya podido dejar la tira.

Has de tener en cuenta que no es 100% efectiva y algunos especialistas no opinan que lo sea. Sobretodo si eres alérgico o tienes una piel muy sensible es mejor que optes por otro sistema ya que se te puede irritar la piel.

Estas tiras es aconsejable que se usen muy de vez en cuando, 1 vez a la semana como máximo ya que podríamos dañar nuestra piel.

Extracción manual

Otro sistema que puede serte útil es la extracción manual de un poro enquistado. Esta es algo más compleja para que la realices tu mismo y es aconsejable que lo realice un especialista esteticista.

El motivo es claro, porque es difícil hacerlo uno mismo si no se tiene práctica y agilidad y podemos hacernos realmente daño.

Normalmente este especialista aplicará herramientas de acero especiales para quitar poros, como pinzas, agujas… o si ve que lo tiene francamente fácil aplicará las manos (siempre usando guantes y protección ya que sino se puede infectar el poro).

Tras la extracción, el especialista deberá aplicarte loción o crema antibiótica y antiséptica para eliminar todo tipo de bacterias y así evitar la posterior infección que se puede causar debido a la agresión en la piel.

Es importante que este tipo de extracción lo realice un especialista dado que si lo haces mal podrías infectar el poro y te podría aparecer acné… Además de si el poro era muy profundo puedes crear hasta una herida y dejar cicatriz.

Máscaras de carbón

quitar un poro enquistado

Las mascaras de carbón están de moda y cada vez vemos más en las redes sociales todo tipo de influencers usar cremas y mascarillas especiales con este ingrediente negro.

Pese a que aún no se ha investigado mucho acerca de la efectividad de este método, es uno de los más populares y ayuda a eliminar suciedad, contaminación y toxinas que se hayan atrincherado en nuestros poros.

Sigue las instrucciones de la máscara de carbón que hayas comprado. Por lo general deberás limpiarte la cara con agua y aplicar la mascarilla por un intervalo de tiempo de 5 a 10 minutos antes de volver a enjuagarte.

Algunas de estas máscaras por su composición se secan y agrietan con lo que no hará falta el enjuague anteriormente dicho, sin embargo otras pueden permanecer pastosas. En ambos casos es importante que limpies con agua abundante y elimines cualquier resto de esta crema para evitar que se vuelvan a obstruir los folículos pilosos.

Exfoliación

Se trata de un tratamiento el cual pretende eliminar toda la suciedad visible e invisible que se haya podido acumular en la piel obstruyendo los poros y dando lugar a los puntos negros y espinillas ciegas.

Hay productos para llevar a cabo este proceso como toallitas, cepillos, cremas especiales…

Normalmente ambos productos contendrán algún elemento el cual “rasque” la piel, a como de eliminar capas de piel muerta…

Si lo que quieres es usar cremas, ácidos y enzimas especiales para limpiar los poros. Consulta a tu dermatólogo para averiguar cual puede adecuarse a tu piel sin sufrir daños, en especial si tienes una dermis muy sensible.

Tratamiento con vapor

A modo de abrir los poros que se han taponado una de las alternativas que tienes es usar el vapor de agua. Si nunca has oído a hablar de este tratamiento, deberías saber que el vapor es muy común para solucionar este tipo de problemas.

El aire caliente y la humedad que contiene el vapor ayuda a que los poros se dilaten y consecuentemente se abran. En ese momento es cuando se aprovecha y se extrae toda la suciedad.

El especialista que esté llevándote a cabo el tratamiento, una vez aplicado el vapor tendrá más facilidad para aplicar cualquier tipo de crema o técnica especial para mejorar la estética de tu piel, ya que se consigue que los productos empleados penetren más profundo en la piel.

Es importante que observes como es tu piel y si le benefician o no este tipo de tratamientos ya que de ser así, es aconsejable que los apliques una vez al mes.

¿Qué debes evitar para tratarlos?

Es importante que no los explotes o fuerces con las manos sucias, ya de inicio esto lo tendrías que tener como norma si es que quieres evitar tener este problema.

Sin embargo existen algunos remedios como aplicar limón o exfoliantes de bicarbonato de sodio que realmente no benefician en nada para eliminar el problema.

Ambos tratamientos tienen un ácido muy elevado y lo que realmente acaban afectando es al ph de la piel. Esta a largo plazo tenderá a segregar más grasas de manera que conseguirás el efecto opuesto que quieres obtener.

Siempre que sea para asesorarte sobre algún tema relacionado con la piel es importante que consultes a tu dermatólogo. Si has aplicado los métodos anteriormente descritos o ves que estos afectan demasiado a tu piel acude al médico especialista lo antes posible para que te ayude de forma personalizada.

Ten en cuenta que estos productos son genéricos y si tu piel es algo sensible y especial puede sufrir mucho.

Además, este especialista podrá estudiar la composición y tipo de piel que usted tiene de manera que le recomendará los productos más indicados y efectivos.

Los poros obstruidos pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo, lo que nosotros vemos el resultado final que es el acné, por lo que cuando veas un grano en la axila, por ejemplo, piensa que antes el folículo piloso se taponó.

Como prevenir un poro enquistado

Para prevenir los poros enquistados es importante que sigas unas conductas de buenas prácticas y así minimizar el problema.

  • Elimina el maquillaje de tu cara a final del día.
  • Mantén un buen higiene de la cara
  • Evita comer muchas comidas grasas, así reducirás la segregación de sebo de la piel.
  • Exfoliar regularmente con los métodos anteriormente descritos
  • No toques tu cara con las manos si estas no se han lavado.
  • Intentar usar cremas y productos en la cara que especifiquen que no taponan poros.

Que usar después de una exfoliación

Después de haber usado estos métodos, es importante saber que hacer tras la acción realizada, ya que si no se hace bien podemos obtener el efecto opuesto al que queríamos llegar, y nos preguntaremos ¿De verdad funcionan estas cremas y sistemas de extracción de puntos negros y granos enquistados?

Por ello, debemos buscar una crema o loción antiséptica para que desinfecte la zona definitivamente. La crema de propolis es un buen ejemplo de crema que es apta para ello ya que el poder antibiótico del propóleo ayudará a matar todas las bacterias que se alojen en tu piel.

Sobretodo, si inconscientemente o sin quererlo hemos dañado algún poro, usando estas cremas evitaremos que aparezcan y ayudaremos a la regeneración del tejido blando dañado.

Algunas personas utilizarán alcohol, limón… y la realidad es que después de haber realizado una exfoliación, en que la piel se ha sometido a bastante estrés, aplicar cremas o directamente estas sustancias a la piel puede ser contraproducente e incluso agravaríamos la irritación si existiera.

Bibliografia:

https://www.healthline.com/health/beauty-skin-care/how-to-unclog-pores#avoid