Saltar al contenido
Amantes del propóleo y el Mercadona- KITSANA

Propóleo ¿Cómo Aprovechar sus Beneficios? Antibiótico natural

Colmena-con-bordes-cubiertos-de-propoleo

El propóleo es un  antibiótico natural producido por las abejas se ha convertido en uno de los productos de moda en el sector farmacéutico y de la cosmética. Por ello vamos a dedicar este extenso artículo a hablar de los propóleos, o también conocido como pegamento de abejas, própolis o propolio.

Su enorme cantidad de propiedades medicinales y terapéuticas ha hecho del propolis, uno de los productos más demandados pero aún así muy desconocido por todos nosotros. Su multitud de aplicaciones y beneficios para nuestra salud, ha hecho que esta sustancia sea un elemento indispensable en nuestros hogares.

En los supermercados también empezamos a encontrar productos con própolis en sus estanterías. Por ejemplo, ahora usted puede comprar productos con própolis en mercadona.

¿En que puede beneficiarnos utilizar este producto? ¿De dónde proviene el propóleo o como muchos lo conocen, el propolis?

¿Qué es el propóleo o pegamento de abejas?

El propóleo es una sustancia resinosa, pegajosa y viscosa elaborada por las abejas tras una intensa labor de búsqueda y recolección. Su función principal es tapar huecos al exterior  de la colmena, reparar grietas o zonas dañadas del nido, esterilizar la zona..

La abeja utiliza resinas que el árbol desprende de su corteza y sus yemas, extractos de savia de plantas, tierra y otras fuentes vegetales para posteriormente llevar estos materiales a la colmena y allí fabricar el pegamento o resina de abejas.

Esta ardua labor es llevada a cabo por las abejas recolectoras, que pueden estar recolectando entre 30 minutos y una hora hasta quedar exhaustas o haber cargado por completo sus cestillos.

Entonces, una vez finalizada su tarea de recolección emprenderá un viaje directo a su colmena para iniciar el segundo proceso de elaboración del propolis.

Cuando las abejas regresan con la carga a sus colmenas, sus compañeras la ayudarán a desprenderse de la carga para amasarlo con cera y secreciones propias para colocarlo en el lugar dónde necesiten.

Este proceso puede tomar a las abejas entre una y varias horas dependiendo de la carga de trabajo que tenga la colmena.

En definitiva, el propóleo es un elemento muy importante en el nido y la vida de las abejas. Su elaboración no es casual y lo utilizan principalmente como un elemento más en su gran línea defensiva en su nido. Y combatir especialmente a los enemigos “que no se ven”.

¿De qué están hechos los propóleos?

Como hemos mencionado anteriormente, las abejas recolectan los materiales necesarios para la creación de esta sustancia tan poco conocida. Usan todo lo que tienen a su alcance fabricarlo.

Por lo tanto, no es de extrañar que si una colmena elabora los propóleos, lo hará con los recursos naturales que tenga a su alcance y su composición se verá afectada por algunos factores que más adelante se explicarán.

Determinar precisamente que contiene el propóleo es muy complejo. Lo que sí podemos dar una composición porcentual aproximada de los materiales que usan las abejas para realizarlo.

composición-de-los-propóleos
 

Estos elementos mencionados anteriormente, son una aproximación de su composición. Esto nos ayudará a entender porque tiene tantos beneficios para nosotros. Es difícil de creer que con lo diminutas que son, y lo enorme que es el mundo que les rodea, ellas puedan determinar de que objeto obtener la mezcla adecuada para elaborar el propóleo.

Sin embargo, nos vamos a poner en la piel de una abeja y vamos a analizar porque recolectan resinas, savias, polen…

resina-dónde-se-extraen-propoleos

  • Resinas de los árboles y bálsamos: Todos los árboles crean resina. Es una sustancia viscosa a temperatura ambiente que tiende a solidificarse a medida que pierde agua. Las resinas son creadas por los arboles para defenderse de los insectos y cicatrizar heridas en su corteza. La mayor parte del propóleo está hecho por resinas y aceites balsámicos. Cualquier árbol del alrededor de la colmena puede ser una fuente de propóleo para ellas.  Ejemplos de resinas: resina de pino, resina de algarrobo, resina de roble, resina de eucalipto, resina de olivo…
  • Aceites vegetales: Los mismos árboles con su resina crean bálsamos y aceites vegetales. Pero también las abejas extraen estos aceites de plantas y arbustos. Existen miles de plantas, y de estas la abeja puede extraer sus resinas, savias y aceites para la mezcla. Ejemplos de aceites balsámicos: Hinojo, romero, hierbas de san juan, mirto, menta, perejil…
  • Cera virgen de abejas: La cera de abeja es elaborada por las abejas. Este en su gran mayoría está compuesta por ácidos grasos y se usa para crear los panales de su colmena.
  • Polen: El polen es recolectado por las abejas de las plantas y flores que hay en los alrededores de su nido.
  • Sustancias orgánicas y minerales: En este punto la gran mayoría es mineral. Tierra mojada para darle forma a la mezcla, sales minerales, cales y sal… Son algunos de los elementos minerales que emplean las abejas con el fin de fabricar su deseado cimiento para su ciudad.

En el vídeo que a continuación os enseñamos, podéis observar como una abeja extra resina de pino para llevarlo a su colmena.

Propiedades del propóleo

Existen multitud de artículos en la red hablando maravillas del pegamento de abejas, pero pocos entran en detalle del porqué este producto es tan bueno y crea cierta confusión e incluso da a pensar negativamente sobre este, dado que no ofrece transparencia.

Desde Kitsana, vamos a intentar hacerte comprender por qué el própolis es tan interesante desde el punto de vista medicinal.

Propiedades físicas del propolis

El propóleo cuando llega a nuestras casas, sin saberlo ha recibido algunas transformaciones o se ha mezclado, por lo que no llegamos a comprender como es en su estado natural, ni tan siquiera por que procesos de transformación ha sido sometido antes de que nosotros lo consumamos.

Por eso consideramos importante que sepáis como es  el propóleo en su estado de naturaleza y que propiedades físicas tiene.

Color própolis: Su color puede variar dependiendo de la zona geográfica en la que se sitúe la colmena. Hay que tener en cuenta que no todas las colmenas se rodean de la misma vegetación y clima. El propóleo ya de por sí, varía en sus propiedades por zonas geográficas de un mismo país, pese a que todas las abejas lo creen con la misma finalidad.

El color del propóleo tiene mucho que ver con el color de la miel y la cera que producen. Esto es porque cuando lo elaboran se mezcla con muchas partículas de polen con los que las abejas trabajan. Por eso el propóleo en estado natural se puede encontrar desde colores amarillos, a tonos marrones y verdes, hasta algunos con una tonalidad negra.

Por lo tanto, su color se verá afectado especialmente por las materias primas que la abeja aplique a las mezclas. Si en la mezcla hay gran presencia de cera de abejas o polen, el resultado será un pegamento más amarillento.

Textura del própolis: Hay que recordar que este producto es una especie de pegamento, resinoso, que a temperatura ambiente se solidifica y a temperaturas levemente más elevadas (incluso a temperatura ambiente) se presenta de una forma resinosa y pegajosa. Su textura variará entonces dependiendo de la temperatura a la que se encuentre.

A una temperatura superior a los 20 grados centígrados la mezcla se muestra pegajoso, y a temperaturas inferiores se solidifica. Pero, otro factor que lo hará más sólido es el tanto por ciento de agua que la mezcla tenga. A medida que el pegamento de abejas se ve expuesto a agentes externos como aire, luz, cambios de temperatura, agua… su textura puede variar considerablemente.

Mientras más seco, obviamente, más sólido se encontrará y más compacto. Una vez esté así, tendrá una textura rugosa, áspera y dura. Se mostrará en formas irregulares, a no ser que en el momento de su extracción se haya hecho una pelota o bola.

Olor y sabor: El propolis tiene un olor resinoso aromático. No es de extrañar dado que cerca del 50% – 60% de la mezcla son resinas y bálsamos de los árboles y plantas. En cuanto a su sabor, depende bastante otra vez de que plantas hayan empleado las abejas para crearlo, pero la mayoría se presenta con un sabor insípido y amargo.

Propiedades químicas

Las propiedades fisiológicas y químicas del própolis harán que entendamos el porqué es tan beneficioso para nosotros.

En esta mezcla de própolis existen más de 150 componentes… ácidos grasos, vitaminas, carbohidratos vegetales, polisacáridos, triglicéridos fenólicos, multitud de tipos de flavonoides distintos y un largo etc.

Los compuestos fenólicos de la mezcla alcanzan al menos un 50% de la mezcla de esta resina. ¿Pero que son estos compuestos de los que me hablas? Son compuestos de origen orgánico-vegetal que contienen todas esas propiedades curativas magníficas del propolis.

Los flavonoides son uno de los responsables de que este producto sea tan beneficioso para nosotros, y es que contienen muchas propiedades curativas. Si usted no sabe que son los flavonoides le invito que lea este artículo de la misma Wikipedia, Aplicaciones medicinales de los flavonoides y entenderá porqué son tan valiosos para nosotros.

Y es que el propóleo contiene más de 50 tipos de flavonoides en su interior. ¿Se empieza a entender porqué es tan beneficioso para nosotros?

También encontramos multitud de minerales: el cobre, aluminio, magnesio, bario, calcio, cobre, hierro, níquel, plata… aportan muchos de los minerales que nuestro cuerpo necesita. Aportan el equilibrio que nuestro cuerpo necesita para su mantenimiento, por decirlo de una forma más coloquial.

Todo el mundo sabe de la importancia de las vitaminas que nuestro cuerpo necesita para vivir. Probablemente el punto que más conoce la gente. El propóleo contiene muchas vitaminas, de las que destacan, la vitamina A, B1, B2, C y E. Todas son importantes, pero nos gustaría destacar la vitamina E y C por sus propiedades antioxidantes en nuestro organismo.

Los ácidos grasos también tienen están presentes en el pegamento de abejas. El ácido undecanoico, el ácido neurónico y ácidos insaturados (por ejemplo el aceite de oliva) los cuales suman cerca de un 38% cada 100 gramos culminan los diferentes compuestos químicos del propóleo.

Propiedades medicinales y terapéuticas

Venimos hablando de las propiedades medicinales del propóleo desde hace mucho rato y por fin para muchos van a conocerlas.

Y es que dependiendo de la aplicación podemos obtener unos u otros resultados. El propóleo se puede consumir de dos formas: por contacto con la piel o por vía oral. Dependiendo de cómo lo apliquemos potenciaremos unos u otros beneficios para nuestro cuerpo.

Es decir, si queremos curarnos una herida, se aplicaría el directamente a nuestra piel, sin embargo, si queremos aumentar nuestras defensas lo consumiríamos por vía oral.

Entonces, el propóleo es:

  • Antiinflamatorio: Atacan cualquier agente que esté promoviendo la inflamación. Ya sea generada por una infección o por un golpe. En el segundo caso ayudaría a regenerar las células dañadas por el golpe y consecuentemente evitar la retención de líquidos en la zona para luchar contra la inflamación (como respuesta del cuerpo a la agresión).
  • Antibacteriano: Atacan a las bacterias que puedan atacar cualquier debilidad de nuestro cuerpo. Estas cuando encuentran las circunstancias idóneas, se acoplan a nuestro organismo dañándonos la salud. Provocan infecciones en nuestro organismo que necesita expulsarlas lo antes posible para reestablecer el orden en el organismo.
  • Antioxidante: Protege de los agentes externos que aceleran el envejecimiento de las células y las dañan. Gracias a los flavonoides y vitaminas del propóleo, se estimula la regeneración de las células de nuestro cuerpo y las protege.
  • Antiviral: Atacan a los virus que tomen a tu cuerpo como huésped. Los virus pueden ser muy peligrosos y llegar a mutar convirtiéndose en resistentes a medicamentos comunes.
  • Micótico y anti fungicida: Los hongos al igual que las bacterias, se instalan en nuestro cuerpo dañando nuestro organismo y creándonos malestar. Pueden aparecer en nuestro interior o en la piel. El propóleo es idóneo para acabar con ellos de forma natural.
  • Cicatrizante: Sus propiedades regeneradoras, ayudan y estimulan al cuerpo a regenerarse acelerando la cicatrización de heridas. Aplicar propóleo a la herida ayuda a nuestro cuerpo a regenerarse. Por un lado, ayuda a la regeneración y por otro evita que bacterias infecten la zona y dificulten así la curación de la herida.
  • Inmunológico-estimulante: Al tomar própolis, el cuerpo absorbe todas las propiedades de el y lo utiliza para aumentar las defensas de nuestro cuerpo. Nuestro sistema inmunológico mejora después de la toma de propóleo.

Estos puntos recientemente expuestos, hay que decir que están altamente correlacionados entre ellos.

Ya que todos apuntan en la misma dirección en cuanto a beneficios para la salud se refiere, es decir, cuando nos referimos a antibacteriano, este al ser usado matará a las bacterias que en caso de no ser eliminadas generarían una infección que provocaría una inflamación y dificultarían la cicatrización.

Estas son algunas de las propiedades medicinales más importantes del própolis, hay más, pero no quiero aburriros con listas que os confundan o os hagan creer invencibles a todo. Hay muchos beneficios, que causan la ingesta de flavonoides. Ante todo, si padecéis de alguna dolencia que creéis que el propóleo te puede ayudar o se ha comentado en este artículo acerca de ello, lo consultes con tu médico antes de aplicarte el propóleo en tu cuerpo. Esto os lo comentamos con total sinceridad por los siguientes dos motivos:

  • Tu médico debe analizar tu dolencia para hacer un correcto diagnostico de lo que te sucede.
  • Debes consultar a tu médico sobre como puede afectarte el consumo del propóleo a tu cuerpo. Hay gente alérgica a los productos que crean las abejas, como el polen, miel… Es importante antes de consumir nada, que te asegures de que no tienes alergias.

¿Porqué producen propóleo las abejas en una colmena?

Ya conocemos mucho más sobre el propolis y su origen, pero ¿porque las abejas producen este producto?

Las abejas, son muy cuidadosas, organizadas y perfeccionistas. Solo hay que ver con que belleza se mueven y construyen sus nidos.

Y no es que el propolis lo hagan porque sí, ni que lo hagan solo para nosotros. De fondo hay más motivos y como siempre, forman parte de su genialidad.

Los nidos de las abejas están a una temperatura de unos 30ºC y 34ºC, lo cual genera un ambiente muy propicio al desarrollo de hongos y crean un ambiente idóneo para el desarrollo de bacterias. Además, es su casa, dónde ponen sus huevos y almacenan su comida.

Por eso no olvidan ni un solo detalle en la creación de su sociedad y asegurar el futuro de la colmena y su reina.

Abejas trabajando en el nido

  • Como material de construcción y barrera: Cuando el nido crece, deben tapar zonas con un material más resistente y protector. Hay muchas zonas que dejan expuestas al exterior. Por eso usan el propóleo como barrera térmica, acústica y biológico (que no entre nadie no deseado).
  • Neutralizar intrusos: Muchos insectos como por ejemplo avispas o abejas de otras colmenas, ratones y un largo etc, saben de la existencia de las reservas de miel que tanto han tardado en recolectar las abejas. En épocas malas de recolección de néctar, por sequía o inundaciones, los insectos se ven obligados a robarles la comida a otros. En caso de que alguno de estos enemigos logre entrar en la colmena y fallezca en su interior, el nido se ve expuesto a un agente externo al que han de neutralizar. Si el cuerpo es demasiado pesado, se ven obligadas a enterrarlo en propóleo así se evita cualquier propagación de enfermedad, infecciones, desarrollo de hongos por la acción de la descomposición del cuerpo del intruso.
  • Esterilizar la zona de puesta de huevos: En el interior del nido las abejas protegen su descendencia. Al nacer un huevo, recubren con propolis la zona y colocan otro huevo. Así desinfectan la zona y pueden evitar que el nuevo huevo colocado se vea afectado por agentes externos.
  • Reparación de grietas: Cuando la colmena se agrieta, es importante repararla. La cola de abejas o própolis sirve para reparar esas zonas dañadas por el clima, animales, o cualquier problema de estructura que haya podido ocasionarse. La mejor forma de solventar el problema es taponando esa grieta con pegamento de abeja asegurando así el bienestar de la colmena.

La época en la que más propóleo producen las abejas es en otoño. Las temperaturas bajan considerablemente de manera que, para mejorar la temperatura interior del nido, intentan sellar de la mejor manera la colmena.

¿Cuanto própolis produce una colmena?

El propóleo o pegamento de abejas es una sustancia que las abejas fabricarán a medida que las necesidades de la colmena lo requieran. Si estas no se ven obligadas a producir mucha cantidad no lo harán.

Según las necesidades de estructura de la colmena, la situación ambiental o del medio dónde esté localizada el nido e incluso por necesidades climatológicas. Con lo cual, la producción total de propóleos de una colmena variará de unas a otras y esto tiene sentido ya que en caso de no tener necesidad de producirlo, se dedicarán a tareas más importantes como la recolección de polen y néctar.

Se estima que una colmena produzca alrededor de 200 a 400 gramos al año. Sí, es poquísimo y lo dicen muchos especialistas apicultores.

Pero, dependiendo del tamaño de la colmena, se producirá más o menos de esta sustancia. Es decir, no producirá lo mismo una colmena de 1 reina con 100 obreras, que una colmena con 1 reina y 3000 abejas.

Que condiciona la producción de propolis en la colmena

  • Climatología del momento: Si por desgracia, no ha llovido lo suficiente en el entorno, no ha habido una estación propicia para que las abejas polinicen y recolecten polen y néctar para fabricar miel. La población de las abejas se verá reducida y consiguientemente la producción de propóleo.
  • Crecimiento de la población: mientras más abejas, más producción. Esto es igual a más propóleo. Si estas destinan por ejemplo un 1% de su tiempo de vida a la recolección de propóleo y el resto de tiempo a otras funciones, entonces cada 1000 unidades de producción, 10 unidades serán de própolis. Este punto también depende de las necesidades de la colmena y las ordenes de su reina. Ya que si la colmena se rompe por cualquier motivo, la prioridad de la colmena será producir cera y própolis para cubrir y regenerar la zona afectada ya que su reina y sus crías son la prioridad de todo el grupo.
  • Tamaño de la colmena: Mientras más grande su ciudad más gastos de mantenimiento, más frentes a cubrir. Esto es lo que ocurre con las abejas cuando su ‘ciudad’ crece y cada vez ocupa más espacio. Entonces las abejas necesitan dedicar más tiempo a la producción de propólis para sellar entradas, reforzar estructuras…
  • Biodiversidad y zona geográfica: Este punto es razonable y lógico. Más biodiversidad, más enemigos posibles, mas peligros que afrontar. Lo cual, cuando la abeja se siente indefensa o vulnerable, tenderá a crear más pegamento de abejas. Esto en zonas selváticas o tropicales tiene sentido que se produzca un % mayor de propóleo que una colmena ubicada en otro lugar.

Con los puntos anteriormente explicados, concluimos que la producción de esta sustancia en una colmena variará según las circunstancias a las que se vea sometido el nido.

Presentaciones el propóleo a nuestros hogares

Una presentación del pegamento de abejas a nuestros hogares es el propóleo líquido. Cada una es para un uso concreto, mezclada con otros productos para aumentar sus propiedades o simplemente para cambiar su textura y densidad para usarlo más cómodamente. Cuando vemos la cantidad de productos que contienen própolis en el mercado y como la demanda cada vez es más creciente, nos damos cuenta de lo magnífico e interesante que es el propolis.

El propóleo se puede tomar en tintura o extracto en forma líquida o gotas, en capsulas o pastillas, en cremas, pastas dentales, geles y champú, jarabes barras labiales…

La mayoría de los productos que encontramos en los supermercados o farmacias tienen concentraciones de propóleo que rondan entre el 0,5% y el 10% siendo el último dato menos común.

El própolis es y lo volveremos a repetir, CARO. Raramente lo encontraremos con concentraciones más elevadas a las del rango anteriormente dichos. Si has encontrado algún lugar o producto que contenga más cantidad de la dicha, te sugerimos que nos envíes un mail a info@kitsana.es para que lo conozcamos.

Usted entonces, viendo las siguientes imágenes podrá imaginar como se toma el propóleo.  Aún así le detallaremos los posibles modos de consumo.

  • Vía oral: usted puede tomarlo por vía oral. Siempre teniendo en cuenta las dosis máximas recomendadas que se explican en los siguientes puntos.
  • Por  contacto: Cuando se aplica un producto que contenga propóleo o directamente puro a la piel, lo estará tomando por vía de contacto físico. Su piel absorberá las propiedades y sus efectos se verán reflejados en la zona dónde se haya puesto el producto.

Ahora bien, si lo vas a tomar por vía oral, deberás tener en cuenta que existen miles de maneras de ingerir propolis.

Debemos tener en cuenta que todos los productos a continuación especificados tienen propolis:

 

¿Cómo extraen el propóleo los apicultores?

Para que nos hagamos una idea de como se extrae el propóleo, a continuación, os dejo un vídeo en el cual se habla acerca del propóleo y donde lo colocan las preciosas abejas.

En el vídeo que anteriormente os hemos facilitado, se diferencia el própolis de la cera de abeja perfectamente. Además se ve que textura tiene  en su estado natural y temperatura ambiente.

Existen dos métodos de extracción del pegamento de abejas:

  • Por malla o reja: Se extra el propóleo de unas mallas introducidas por los apicultores en la colmena cuyos huecos son tapados y reforzados por las abejas con propóleo. Este método de extracción se dice que es el mejor debido a que las abejas emplean menos cera y más bálsamos y resinas, también contiene menos impurezas y se conoce que es el más reciente debido a que conocemos la fecha en la que se colocó la reja.
  • Por raspado: se raspa algunas zonas de la colmena dónde se ve que hay propóleo y se extrae raspando con una cuchilla.

Ambos métodos no son perjudiciales para las abejas. Pero se ha de tener en cuenta que se ha de extraer el propolis de la colmena con cuidado de no dañarla y no quitar el esta pasta en épocas en las que las abejas son vulnerables como en invierno o en épocas de mucha lluvia y viento.

Si no eres un profesional, y además no dispones del equipaje necesario para realizar la extracción, te recomendamos encarecidamente que no te aventures a extraer el pegamento de abejas por tu cuenta. Siempre hazlo al lado de un profesional que conozca el proceso de primera mano.

Hazlo por tu bien y por el de las abejas, gracias.

La pureza del propóleo

Ciertamente es que es muy difícil saber si un propóleo es de calidad. Muchas empresas se aprovechan de la desinformación y el desconocimiento de la gente con este producto lo cual ha provocado cierto escepticismo entre la población cuando nos referimos a la efectividad de este producto elaborado por las abejas.

Para que te hagas una idea, el propóleo en la colmena no es 100% puro. ¡Si! lo que te estoy contando. Esta resina contiene impurezas, como restos de plantas, arena, restos animales…

Una vez extraído este se limpia y se intenta dejar lo más puro posible para después realizar la maceración y obtener la tintura de propóleo.

Pero es que además la calidad de la ‘materia prima’ que usen las abejas afectará la calidad y la efectividad del propóleo. No es lo mismo una resina de eucalipto que la resina de un pino, y así podríamos pasarnos toda la vida hablando de diferencias entre resinas de los árboles.

Por otro lado, nos encontramos propóleos adulterados. Al ser un producto muy caro y escaso, las empresas que comercializan productos que contienen propóleos tratan de poner el mínimo porcentaje posible de esta sustancia, o lo mezclan con otras sustancias enriquecidas con vitamina C. Si ustedes no creen esta afirmación les recomiendo que vean este reportaje de NETFLIX que habla sobre como adulteran la miel países extranjeros.

Si esto pasa con la miel…¿Porque no iba a suceder lo mismo con el propóleo?

Pero vamos a ir desde el inicio, desde donde se extrae el propóleo en las colmenas para determinar que condiciona la calidad del pegamento de abeja.

Ya en la colmena, pese a que las abejas son muy sabias y conocedoras de la naturaleza, es muy difícil determinar si un propóleo es de calidad o no. Como en la cantidad que se produce por colmena, existen ciertos factores que también influyen en la calidad de esta sustancia.

Factores que influyen en la calidad del propolis

  • Entorno del nido/variedad de vegetación: bien es cierto que dependiendo de dónde esté el nido, las abejas producen una miel u otra, y esto es debido mayormente en el territorio que habitan. Si hay eucaliptos, milfores u otros arboles las abejas aprovecharan lo que tengan a su alcance. Lo mismo ocurre con el propóleo. A nuestro parecer mientras mayor sea la biodiversidad de las plantas del entorno del nido mejor, ya que las abejas seleccionarán sabiamente cuales aceites o resinas son las más adecuadas para la elaboración de su própolis.
  • Necesidad de elaborar pegamento de abejas: Finalmente la necesidad. Esta claro que si necesitan propóleo harán más o harán menos en caso contrario. Pero, esta mezcla será más potente si la amenaza es fuerte. Es decir, si el nido se ve atacado por unos hongos, si estos son resistentes las abejas se verán obligadas a crear una mezcla más concentrada y potente para eliminar el problema.
  • Antigüedad del producto: A medida que pasa el tiempo nuestro producto pierde propiedades, con lo cual es un factor muy importante que el propolis que compremos sea lo más fresco posible y que no sea guardado de años anteriores ya que su efectividad se verá disminuida.
  • Método de recolección: Existen varios tipos de extracción del pegamento de abeja  que explicaremos a continuación en los que los estudios demuestran que la recolección del pegamento de abejas a través de mallas genera un propóleo más concentrado, con menos impurezas y mas concentración de bálsamos. Las abejas crean un propóleo de mejor calidad si es recolectado en mayas y aplican menos porcentaje de cera, haciendo así una mezcla más pura. Por el contrario, el propolis recolectado por el método de rascado, tiene más impurezas y una mayor concentración de cera.

Nosotros aconsejamos que siempre que se quiera comprar propóleo puro se haga directamente al apicultor de la zona, contactando con él y ver el entorno dónde están los nidos. Nos dará una idea de que tipo de vegetación ha usado la abeja para fabricar esta resina y veremos el trato que le da el/la apicultora.

Concentración del propóleo en los productos

Primeramente, siempre que compremos productos que contengan propolis nos hemos de fijar que realmente tengan propolis y no solamente ponga el nombre. Esto lo haremos viendo el etiquetado y nos fijaremos que ponga el tanto por ciento (%) de concentración del producto.

Este punto es muy importante, ya que, si una marca te vende un producto sin darte este detalle, probablemente o no quiera decirte cuanto lleva por miedo a que no compres o sencillamente no tiene y no te lo quiere decir.

Muchos productos ya seguramente han quedado descartados. Si el producto es muy artesano, se puede entender que no tenga tanto detalle en la etiqueta, pero si lo vas a comprar por internet dónde se puede informar de todo, es mejor que no te fíes.

Los productos que llevan propolis mayormente tienen en su mezcla tintura o propóleo en líquido, por eso te aconsejamos que leas este artículo de como se hace el extracto y así entenderás más esta parte.

La tintura, dependiendo de la concentración que quieras, se compone de un 30% de pegamento de abejas y un 70% etanol 96º. Con lo que, si un jarabe tiene un 1% de extracto de própolis cada 100 ml, significará que sólo hay 0.3 ml de propóleo puro en esa mezcla (30% del 5% de 100 ml). Estaríamos hablando de unos niveles insignificantes de própolis, que poco va a ayudarnos.

¿Entonces, que estás tomando? Depende de que necesidad o dolencia tengas, puede que estés tirando tu dinero si estamos hablando de que estás consumiendo un producto con una baja cantidad de propóleo.

Como hemos hablado antes, el propóleo es escaso y caro. Dos razones más que significativas para que empresas se aprovechen del desconocimiento de la población en cuanto a estos productos y les vendan ‘gato por liebre’

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus seres queridos para que aprendan todo lo que necesitan acerca de este regalo de la naturaleza. Sé uno de los primeros en darnos ‘Me gusta? en Facebook.

¿Cómo calcular mi dosis de propóleo?

Es importante que cuando tomemos propóleo lo hagamos con cabeza y midamos las dosis ya que un consumo excesivo puede ser incluso perjudicial para la salud.

Por ello, aquí os explicaremos que cantidad máxima usted puede tomar al día. Espero que se te den bien las matemáticas, y sino no se preocupe porque le vamos a explicar con detalle como se hace y además le facilitaremos una tabla para que usted tenga una referencia.

Expertos dicen que la dosis máxima que una persona ha de tomar de propóleo al día dependerá de las necesidades de su cuerpo, es decir, de si usted está bajo en defensas o no. Esta dosis está entre los 5mg y 9mg por cada quilo de peso suyo, al día. Con un máximo de 2 gramos de consumo por persona.

Por ejemplo, si yo peso 60 kg debería tomar entre 300 mg y 540 mg por día. Lo que equivale a 0,3 gramos y 0,54 gramos al día. En caso de que estemos resfriados podemos duplicar esta cifra y seguiríamos sin sobrepasar el máximo de 2 gramos de tintura de própolis por día y mejoraríamos su efectividad.

Pero, ¿esto como lo mido yo? Muy fácil.

1 gota = 0.05 ml

1 litro = 1 Kg // traducido 1 ml = 1 gramo

Si 1 gota = 0,05ml, y tenemos que nuestra dosis ha de ser de 0,540 gramos de propóleo líquido entendemos que 0,540/0.05 = 11 gotas al día.

tu PESO mg/dia(9mg/kg) Gotas
40 360 7
50 450 9
60 540 11
70 630 13
80 720 14
90 810 16
100 900 18

Con esta tabla que os hemos elaborado podremos determinar cual es la dosis recomendada y veremos cuantas  gotas de propóleo deberemos tomar según nuestro peso. Tener en cuenta, vuelvo a repetir, el máximo aconsejado que las personas deben de tomar es de 2 gramos.

Obviamente mientras mayor sea el peso de la persona esta podrá tomar algo más pero como hasta la fecha no se han hecho estudios sobre esta relación o cálculo fijaremos este límite.

Errores que se cometen al tomar propóleo

Finalmente os hablaremos de algunos de los errores que comete la gente al tomar própolis:

  • Pensar en efectos inmediatos. La gente suele pensar que los efectos del propóleo son inmediatos creen que se hará el milagro en unas horas. Si, son efectivos y nos encantan los muchos beneficios que tienen los propóleos, pero pensar que el efecto será inmediato es un grave error. Entonces esta gente se da por vencida y desiste de su consumo.
  • Tomar dosis en exceso: Muchas veces fruto del primer punto, la gente dobla el consumo injustificadamente para comprobar sus efectos y lo único que hace es malgastar el propóleo líquido y tirar el dinero.
  • Tomarlo todos los días del año: Otro error muy frecuente es la gente que toma este producto abusando de él durante todo el año. Hay que dejar el cuerpo descansar y dejar que se adapte por si mismo a los agentes externos. Sólo se debe tomar cuando tengamos las defensas bajas, riesgo de resfriarnos o enfermarnos. Es decir, con causa justificada.
  • Asociar el propóleo con palabrería de curanderos: Es cierto que es un producto orgánico elaborado por las abejas y es natural. Y también hay que decir que hay mucha gente que lo conoce desde hace decadas, pero a los estudios universitarios nos remitimos. Cada vez más universidades demuestran los beneficio de este producto.
  • Tomar varios productos que contengan propolis y sobrepasar la dosis recomendada: Nos encontramos mal, doblamos nuestra dosis sin pasar los 2 gramos pero después nos tomamos 4 caramelos con propolis y varios productos más que lo contengan. Indirectamente estaremos sobrepasando nuestra dosis de própolis recomendada.

Si usted lo está tomando y siente algunos efectos adversos o algo que no le está sentando bien, debería leerse las posibles reacciones alérgicas  que te pueden producir el propóleo en caso de tener intolerancia. En ese caso acuda a su médico urgentemente.