Saltar al contenido
Amantes del propóleo- KITSANA

Labios resecos y ardor

labios resecos y ardor

Cuando sientes los labios resecos y ardor en ellos, debes tener en cuenta que algún agente externo o interno está haciendo mella en el bienestar de tu piel.

La causa más común de que esto te suceda es la hidratación de tu piel. El hecho de haber tomado el sol sin ponerte protector solar en los labios, comer alimentos salados como las palomitas o haberte ido a esquiar y no haber usado protección… Pueden haber sido las principales causas de lo que sientes ahora.

También miraremos sobre enfermedades que causan este problema, lo que en este caso deberás acudir a tu médico y que te de un diagnóstico preciso y concreto para ti.

Y…¡SOBRETODO! no arrancarse la piel seca de los labios, ya que puedes arrancar la piel nueva que está saliendo y provocar un corte en los labios.

Causas de labios resecos y agrietados

La causa principal en la mayoría de los casos de la sequedad en tus labios es por un problema de hidratación puntual, resultado de alguna actividad o acción que se ha llevado a cabo durante el día.

Pese a que es molesto y poco estético, tienes que tranquilizarte y entender los motivos por los cuales tu boca puede estar en este estado de irritación.

No ingerir suficientes líquidos

A veces la causa más simple es porque el cuerpo no se ha hidratado lo suficiente durante los días transcurridos. Esa falta de líquidos en el cuerpo, entre otros síntomas, deshidrata y seca los labios, los cuales empiezan a arrugarse y en el peor de los casos a quebrarse.

Es muy importante ingerir la suficiente cantidad de líquidos para contrarrestar la deshidratación natural del cuerpo, incluso cuando se hace ejercicio y se suda bastante, es necesario remplazar esa cantidad de agua.

Fricción de los labios

Nuestros labios se friccionan al comer, los limpiamos con demasiado frecuencia… Has de tener en cuenta que tensar o friccionar mucho la piel de una zona puede hacer que se irrite o se fragmente.

Un golpe o una rozadura pueden llegar a provocar que se te agrieten los labios e incluso sangren. Si la herida es en el lateral del labio, posiblemente deberías leer como curar boqueras.

Si llegan a sangrar es importante que los desinfectes y los trates adecuadamente para minimizar el riesgo de infección.

Cambios bruscos de temperatura

Debido a los cambios bruscos de temperatura o la exposición de nuestros labios a temperaturas más extremas como el frío o el arduo calor del verano… nuestros labios sufren y se arrugan.

Cuando por ejemplo vamos a esquiar o a tomar el sol en la playa, exponemos a nuestros labios a estas temperaturas a las cuales ellos no están acostumbrados. El sol en gran medida, tiene mucho que ver en que se quemen y dañen.

La piel expuesta se resquebraja debido a la abrasión y presión a la que se someten. Para ello deberemos proteger nuestros labios cuando vayamos a someterlos a estas temperaturas… Especialmente con crema solar, cacao…

Comer alimentos salados / ácidos

No es la primera vez que más de uno se ha pasado comiendo alimentos salados que ha deshidratado por completo la piel de los labios, dejándola sensible y expuesta.

Comer pipas saladas, palomitas, snacks con mucho contenido en sal en su corteza… el continuo contacto de nuestros labios con la sal hace que la irritación sea más severa. Por lo tanto si ya tenemos los labios sensibles, deberíamos evitar comer este tipo de alimentos por al menos hasta que nos recuperemos al 100%.

Nada que ver con la alimentación, pero si con la sal. Al mismo tiempo que vamos a la playa y nos bañamos, es importante quitar los restos de sal que se nos pegar en los labios tras un largo baño en el mar.

El ácido hace una función abrasiva y agresiva contra nuestra piel, si por ejemplo se ha ingerido mucho limón o alimento que contenga mucho ácido, este puede ser una de las causas de que tus labios se hayan debilitado.

Aire directo a los labios

Cuando sopla el aire directamente a nuestros labios sin cesar, estamos ante el ataque de una fuerza externa a nosotros y que puede secar y dañar la superficie de nuestros labios.

Además puede inducir a agrietarlos y a que se formen cortes o heridas en él. Proteger los labios con manteca de cacao en este caso puede ser una gran decisión ya que así evitaremos el mal que nos pueda provocar el aire.

Si este aire viene acompañado por bajas o altas temperaturas, se convertirá en el combo perfecto para que se pelen los labios totalmente.

Falta de vitaminas

Una mala alimentación o poco equilibrada también puede ser una de las causas por las cuales tu labio esté sufriendo y partiéndose.

La deficiencia de vitaminas (vitamina B6, B9 o B12) debe ser detenida de inmediato. Una simple dieta equilibrada y variada será suficiente para que tu cuerpo se reponga y se fortalezca.

Tomar un suplemento alimenticio que contenga altas cantidades de vitaminas o tintura de propolis, puede ser una gran opción.

Labio quemado por contacto

Otra posible causa es que se te haya quemado por el contacto con algún objeto o muy caliente o muy frío que ha podido causarte esta sequedad.

Cuando se trata de una quemadura hay que ir con cuidado y determinar el grado de gravedad. Si te has quemado gravemente, por acude a un médico para que inspeccione tu quemadura.

Enfermedad

Finalmente, puede ser que se trate de una enfermedad la causa principal de tu dolencia. No recae en ti determinar de que patología se trata, sino más bien de un especialista o médico.

Existen enfermedades como:

  • Sindrome de ardor en la boca: es una patología la cual nuestra boca, lengua y encías arden y se deshidratan. Es una enfermedad rara que no tiene tratamiento. Lo que si que podemos intentar aliviar los síntomas con productos hidratantes.
  • Diabetes: Otra enfermedad, la ya conocida diabetes.
  • Llagas y herpes labial: Tienen que ver con el sistema inmune. Estas pueden aparecer en los labios y deteriorarlos.

Cómo hidratar labios resecos y ardor

Hidratar los labios resecos y con ardor es una de las misiones que debes acometer. Si una vez intentado hidratar o curar tus labios no lo has logrado, de nuevo os aconsejamos ir a un médico especialista para que determine cual puede llegar a ser la causa principal.

Debes proteger tus labios del sol, del frío y de la fricción.

Es importante que no utilices ningún producto abrasivo, ácido o que tengas alergia para evitar que la situación empeore.

Aceite de Oliva para los labios quemados

Humedece con aceite de oliva tus labios para hidratarlos. Deja que la piel absorba las propiedades antioxidantes del aceite y se hidrate.

Ponerte aceite de oliva en los labios además creara una película o capa protectora, evitando que la fricción sea una causa para empeorar la situación.

Aplica el aceite en tus labios varias veces al día para que haga efecto.

Propóleo para los labios secos y despellejados

La crema de propóleo, barra labial de propóleo… puede ser un aliado perfecto para hidratar tus labios dañados. Especialmente si estos están agrietados y corres el riesgo de que empiece el sangrado ya que el propóleo tiene propiedades antibióticas y cicatrizantes que ayudarán a evitar que eso suceda.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5768961/

Manteca de cacao bálsamo labial

La manteca de cacao puede ayudar a hidratar tus labios. De hecho la mayoría de barras labiales fabricadas para este fin contienen este producto ya que es altamente efectivo.

Vaselina para labios secos

La vaselina al igual que el aceite, es una  grasa que ayudará a hidratar y proteger los labios quebrados. La vaselina es un hidratante muy potente que muchas de las cremas o ungüentos que uses tendrán.

Cómo evitar labios agrietados y sangrantes

Que tus labios lleguen a sangrar es el peor de los casos que te puede pasar. Tienes que tener en cuenta que una vez se agrietan si empieza el sangrado significa que se ha dañado la última capa de piel y por lo tanto has llegado a la carne.

En estos casos debes tener cuidado de como tratar tus labios y hacerlo de la forma correcta. En este artículo te lo dejamos bien claro: curar heridas en los labios secos.

Tienes que hidratar tus labios antes de que suceda esto.

Nuestra recomendación en estos casos, es usar propóleo para tratar la herida, pero existen muchas más alternativas que esta. Si no se tratan bien los labios partidos se pueden llegar a infectar e inflamar.

Por lo tanto te conviene darle importancia al problema. Sobretodo, nunca arrancar la piel seca ya que puedes dar lugar a nuevas heridas.

 

Referencias:

https://medlineplus.gov/drymouth.html

https://medlineplus.gov/ency/article/002036.htm