Saltar al contenido
Amantes del propóleo- KITSANA

¿Como CURAR y PREVENIR granos infectados en las INGLES?

Mujer luce piernas ocultando ingles

Los granos infectados en las ingles son un problema bastante común. Es una zona bastante incómoda que puede impedir que realicemos nuestras aficiones con normalidad o incluso andar.

Por no hablar de cuando los granos producen picor y este aparece en los momentos más inesperados, siendo una zona muy difícil para rascarse en público.

Y solo con el roce de nuestra ropa interior podemos llegar a ver las estrellas. Si practicas algún deporte como el ciclismo o el running olvídate, hasta puede que tengas que realizar un parón temporal por esta causa…

Si es verano y sobre todo en el caso de las chicas, pueden resultar muy poco estéticos causando vergüenza de usar bikini o bañador.

Hay muchos tipos de granos, unos causarán dolor y picazón, otros simplemente estarán ahí y algunos pueden llegar a enquistarse y derivar en cosas más graves como un forúnculo que quizá requiera de intervención médica si no lo tratas bien.

En cualquier caso, no hay que alarmarse ni tampoco hay que pensar en lo peor, creyendo que hemos podido contraer alguna enfermedad de transmisión sexual.

Calma, buen hacer y observación nos asegurarán poder tratar los granos a tiempo para que desaparezcan de nuestras ingles y muslos.

Causas que provocan acné en las ingles

Hay varias causas que pueden provocar la aparición de granos en las ingles, algunas son externas y otras sin embargo se deben a procesos del propio cuerpo.

Por la ubicación en nuestro cuerpo, y dado que es una zona próxima a nuestras partes intimas, es una zona muy tapada y expuesta al conflicto. Creando un hábitat perfecto para las bacterias que están a la espera de atacar nuestra piel.

Algunas de las causas más probables son:

  • Foliculitis por depilación: Al depilarse la zona de la ingle, que tiene una piel muy sensible, pueden aparecer pequeñas heridas en los poros que se infectan y causan los granos o incluso la aparición de vellos enquistados. Esto ocurre tanto en hombres como en mujeres.
  • Hidradenitis Suppurativa: Esto es un tipo de acné genital que se produce como consecuencia de una producción excesiva de aceite en las glándulas de la zona de la ingle que se obstruyen y contaminan con bacterias.
  • Infecciones por bacterias: Generalmente del tipo molluscum contagioso. Que afecta sobre todo a niños y a adultos con el sistema inmunitario deprimido. Estas infecciones provocan foliculitis y forúnculos.
  • Hinchazón del folículo piloso por fricción: Sobre todo con ropa muy ajustada en condiciones de calor y humedad. Las personas aficionadas a deportes como el running y el ciclismo lo saben bien.
  • Enfermedades de transmisión sexual: Si tienes espinillas en la zona genital y aparato reproductor, puede asociarse a algunas enfermedades de transmisión sexual, suelen provocar la aparición de granos en la zona genital. Sin embargo normalmente presentan otros síntomas asociados, como picores, cambios en el olor o el color de la orina y alteraciones del flujo vaginal en las chicas.

¿Que empeora la situación?

Del mismo modo que hay formas naturales de tratar y solucionar los granos en las ingles, también hay prácticas que pueden empeorarlos. Por eso será conveniente tener en cuenta estos aspectos si ahora mismo sufrimos de granos, para que la situación no vaya a peor.

evitar granos infectados en las ingles

Algunas de las causas que agravan los granos en las ingles son:

  • Falta de higiene: Los granos aparecen como resultados de pequeñas infecciones en los poros de la piel, por eso si no mantenemos una higiene correcta, estaremos facilitando que la infección persista e incluso aumente.
  • Vestir ropa muy ajustada en la zona de la ingle: También causará más irritación y dolor. Incluso se podrían reventar los granos y volver a infectarse otra vez, siendo esta vez el problema más grave y doloroso.
  • Estallarse las espinillas: Sobre todo si se hace con las manos sucias o en unas condiciones inadecuadas, puede dar lugar a que la infección se propague y se agrande. También podría dejar cicatrices o ir oscureciendo la zona de la ingle lo que, a la larga, puede ser poco estético.
  • Fricción en la zona: Por el mismo motivo que mencionamos antes, si por nuestras aficiones nos vemos obligados a realizar movimientos que causen fricción en la zona de la ingle, probablemente estaremos impidiendo la curación de los granos al irritarlos continuamente. Además, sentiremos también más dolor. Sería recomendable dejar de practicar deporte si es posible o asegurarnos de utilizar un tipo de ropa que no nos provoque roce. Estos granos por andar en bici si no se tratan adecuadamente pueden convertirse en un fenómeno llamado forúnculos del ciclismo.
  • El sudor: El sudor al estar cargado de bacterias y tóxicos que vienen del desecho de la piel, puede causar mucho escozor y contribuir a empeorar y agravar la situación.
  • Por supuesto no nos depilaremos en una zona que ya está irritada y llena de foliculitis. Y menos usando métodos abrasivos para la piel como la cera fría o caliente y las cuchillas. Esto puede causarnos grandes problemas y hacer que los granos se conviertan en una herida bastante más grave.
  • El uso de productos agresivos muy abrasivos sobre la superficie de los granos. Esto puede dar lugar a que la situación empeore considerablemente. Remedios tales como poner pasta de dientes encima de la zona o echarles agua oxigenada directamente encima puede resultar muy contraproducente.

Como se ha explicado antes, existen comportamientos y pautas que solo van a llevarnos a empeorar la situación con los granos.
Es importante tener esto en cuenta porque podríamos estar causándonos un problema aún mayor.

En el caso de los granos podríamos hacer que nos aparecieran quistes, forúnculos que pueden alcanzar un gran tamaño hasta el punto de necesitar ser intervenidos quirúrgicamente y por último dejar cicatrices que se quedarán ahí de por vida.

Además, la costumbre de estallarse las espinillas, puede ser fatal. Si no se vacían adecuadamente, la infección puede diseminarse provocando más granos todavía; Realizando esta acción el tiempo de recuperación también aumenta, incluso llegando a doblarse.

Cuando se trata de granos y vellos enquistados en la ingle esto no es muy positivo que digamos, precisamente por lo molestos que resultan al estar situados en esa zona.

Prevenir y eliminar granos infectados en las ingles

El tipo de solución va a depender directamente de la causa que provoque que aparezcan este problema en las ingles. Sobre todo esto se aplica en la prevención.

Si hemos observado que al depilarnos la zona nos aparece este acne, tendremos que tomar medidas como cambiar el sistema de depilación por uno que resulte menos agresivo para la piel, será cuestión de ir probando. En el caso de la depilación con cera caliente, habrá que ver si la cera fría va mejor o quizás una máquina eléctrica de las que arrancan el vello de raíz. También la depilación con láser podría ser una alternativa.

Al ser una acción no natural, la depilación siempre nos causará granitos y foliculitis en la zona si no se realizan buenas prácticas.

En cualquier caso, con el propóleo se puede combatir este acné en las ingles con resultados muy inmediatos. Para ello aplicaremos tintura de propóleo en una gasa o algodón y nos limpiaremos la zona después de haber eliminado el vello.

Si el extracto de propóleo escuece o no te gusta porque deja manchas, puedes diluirlo en agua, o directamente aplicarlo en pomada.

Si el problema de los granos está causado por una infección, ya sea por la producción excesiva de aceite por parte de las glándulas o por tener el sistema inmune debilitado, lo mejor será aplicar pomadas antibióticas naturales.

En este caso si lo que preferimos es una opción más natural, el propóleo será uno de los mayores aliados que podemos encontrar. Se puede decir que es una crema antibiótica natural que no requiere receta médica.

Se recomienda lavar bien la zona con un jabón de PH neutro y luego aplicar con compresas estériles una dilución de propóleo en agua. Y si se quiere completar el tratamiento aplicar un poco de pomada de propoleo para que siga actuando.

Notaremos una mejoría instantánea, sobre todo en lo que al picor y la inflamación se refiere. Si somos constantes y mantenemos el tratamiento, obtendremos resultados positivos.

Pero recuerda mantener las manos siempre limpias antes de tocar esa zona y de prestar atención a las prendas que uses, evitando las que sean muy ajustadas.

El propóleo, es un derivado de los productos de las abejas, lo cual si eres alérgico deberías consultar cuales son las contraindicaciones y efectos adversos del propolis.

Si eres aficionado al deporte, reduce un poco las salidas por lo menos hasta que la fase más aguda pase o para dejar que el tratamiento que estés aplicando haga efecto tranquilamente un par de días sin condiciones que agraven o empeore la situación. Si eres constante y te lo tomas con calma, en muy pocos días verás como tu problema mejora.

 

Laura Cobano Conde, Dietista y Naturopata.