Saltar al contenido
Amantes del propóleo- KITSANA

¿Cómo curar granitos en axilas?

granitos en axilas

La aparición de granitos en axilas es una molestia muy común entre hombres y mujeres debido a la zona en que se encuentran. Cómo las axilas están entre el torso y las extremidades, se crea ahí un pliegue que favorece que suframos este tipo de dolencias. Estos generan picor e incluso dolor por eso es importante tratarlos adecuadamente.

Este acné en las axilas aparece debido a diferentes causas las que en breve listaremos y podrás intentar entender cual es la que te lo está provocando a ti. Una cosa ten presente, si “te huele el sobaco” es que hay bacterias en la zona… ya que estos cuerpos son los principales causantes del olor corporal.

Muchos factores son los que influencian en la aparición de estos granos en las axilas que incluso duelen, y es por ello que deberás ser muy analítico para entender que te sucede.

Factores que influyen en la aparición de espinillas en las axilas

Lo cierto es que muchos factores pueden causarnos la aparición de espinillas  en las axilas. Cuando nos aparecen protuberancias en las axilas, sarpullidos, irritación, granos… la causa principal de esta aparición es una pequeña infección en la piel.

La zona habitualmente tiene una temperatura más alta de lo que suele estar el cuerpo en general debido a que es una zona dónde hay un pliegue de la piel, y además la ropa se ajusta mucho al contorno del brazo impidiendo que la zona se airee.

Por lo general, en la mayoría de las personas les aparece bello en menor o mayor medida, lo cual crea un perfecto micro-clima para que se adhieran a la zona germenes, bacterias, hongos…

Si no era suficiente, en las axilas como muy bien sabemos todos, sudamos y segregamos aceites y grasas del cuerpo por las glándulas sudoríparas.

Esta expulsión de material del cuerpo para regular la temperatura de la zona, da la humedad y el alimento necesario para las bacterias y hongos para atacar nuestra piel, multiplicarse y provocarnos la infección.

Es imposible eliminarlos por completo, no te obsesiones, lo que si es importante mantener una correcta higiene de la zona para minimizar o reducir el riesgo de que nos aparezcan dermatitis en las axilas, irritación y acné.

Causas de acné en las axilas

¿Entonces? Ya sabemos que favorece la aparición de esta dolencia en la piel, pero… ¿Qué es lo que me causa el acné? Una depilación realizada incorrectamente, ropa muy ajustada que provoque rozaduras en las axilas, desodorantes que taponen los poros…

Bacterias como la Staphylococcus aureus, aprovecha cuando el poro de la piel se bloquea y segrega sustancias químicas que rompen la pared, dejando vulnerable el folículo piloso y generando la infección.

En esta infección se genera una inflamación y da a luz a lo que nosotros comúnmente llamamos granos. Dependiendo de  como se dañe el folículo piloso podemos estar hablando de diferentes patologías:

  • Folículitis: La folículitis en las axilas se origina debido a la depilación, dependiendo de como se realice este rasurado, pueden aparecer más o menos protuberancias en la zona. Es importante mantener un buen higiene en la zona antes y después de la depilación y desinfectar la zona una vez terminada esta.
  • Vello enquistado en las axilas: Una vez el vello empieza a crecer, puede salir en la dirección incorrecta, atravesando la piel y generando un pequeño grano alrededor del nuevo pelo. También puede salir del revés, provocando la infección sin apenas salir a la superficie.
  • Taponamiento o bloqueo del poro: Como os hemos descrito hace unos instantes, el poro se ve obstruido por grasa, residuos, polvo… esto da lugar a que nazca una infección en el folículo piloso y aparezca este acné. Que se dañen los poros también puede ser obra de la vestimenta que estemos usando que por fricción se daña el folículo.

Pero estos no son los únicos motivos por la aparición de acné en la zona. La irritación y inflamación de los tejidos de la axila pueden deberse a otros causas.

  • Alergias a jabones, desodorantes…: Existen muchos productos que nos aplicamos a la zona para evitar que nos aparezca vello, evitar que aparezca olor o incluso que evite que sudemos. Son ejemplos los desodorantes que crean una capa en la piel para taponar y así evitar la sudoración. Estos desodorantes o jabones pueden contener productos químicos que pueden hacer que nuestra piel reaccione negativamente.
  • Exceso de sudor: Los adultos sudamos mucho por las axilas, más si estamos realizando algún tipo de ejercicio y este nos aumente la temperatura corporal más de lo normal. Si la zona se mantiene muy húmeda por un periodo de tiempo muy prolongado, y este se mantiene así por horas, la humedad puede debilitarnos la piel, y provocarnos rozaduras, sarpullidos, acné… Si no era poco, hay personas que padecen alergia al sudor y por ello les aparece una erupción.
  • Mala higiene: Si no nos limpiamos adecuadamente la zona, no es de extrañar que aparezcan estos problemas… Este mal higiene hace que los niveles de poblaciones de germenes se acumulen en la zona y desencadenen una reacción en nuestra epidermis.

Finalmente, ¿has observado que ese grano siempre es el mismo y aparece en el mismo punto? Si la respuesta es sí, puede ser que estemos hablando de un forúnculo en la axila, que es crónico si no se trata adecuadamente. Todo empieza con un folículo infectado y este al no tratarse bien y estar en una zona en la que se le favorece la aparición, no desaparece y se va infetando, segrega grasa, huele mal…

Cómo curar granitos en axilas

Pero la pregunta del millón, ¿cómo curar granitos en las axilas? No es de extrañar que hayas pasado directamente a este punto si padeces el problema y necesitas con urgencia sanarlo.

Primero de todo advertirte, que si el problema empieza a ser algo muy fuera de lo común, consultes un médico o dermatólogo especialista para que te asesores y te indique adecuadamente que es lo que deberías realizar para mejorar la situación.

Si lo que estás sufriendo es un sarpullido por sudor en axilas, en este enlace obtendrás la información que estás buscando.

El remedio natural que nosotros te proponemos para tratar esta dolencia es nuestro amado propóleo de abeja que tanto hemos usado para otro tipo de dolencias. El propóleo tiene muchas propiedades antibióticas y antimicóticas que pueden resultar de mucha ayuda para los problemas generados en la piel por los germenes.

Lo primero que deberemos tener en cuenta es que para eliminar un grano, hay que eliminar una infección. Por lo tanto:

  • Limpiaremos la zona delicadamente con jabón ph neutro o jabón de propóleo.
  • Usaremos una crema antiséptica o antibiótica como lo puede ser la crema o gel de propóleo encima del grano y alrededor. Sin abusar de la crema por toda la zona.
  • Aplicaremos esta crema con frecuencia de 3-4 horas al día.

Si tienes algún problema con la sudoración, para intentar favorecer el tratamiento, una vez te hayas lavado con el jabón seca la zona con una toalla y aplica polvos talcos. Después aplica la crema en el grano.

Prevención del acné en las axilas

Lo más importante al fin y al cabo es que se hagan las cosas bien desde un buen principio. A continuación una lista de tips y consejos que deberías realizar o evitar en caso de que estés sufriendo mucho con el las espinillas en las axilas.

  • Usar jabones neutros y desodorantes no agresivos ni abrasivos en la zona.
  • Limpiarse la zona adecuadamente, enjuagarla adecuadamente una vez la hayamos enjabonado.
  • Secarse adecuadamente las axilas una vez nos hayamos duchado.
  • Cambiar de desodorante si creemos que es la causa de nuestra irritación o granos.
  • Usar ropa que no roce las axilas y las dejen transpirar adecuadamente.
  • No explotar ni romper los granos
  • Evitaremos usar lociones o jabones muy grasos ya que la suma de los aceites y grasas segregadas por el cuerpo más las que añadas de otras fuentes puede perjudicar tu condición.
  • Cambiar nuestro método de depilación si nos está provocando muchos barros.

Referencias:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4741080/ Efectos antitranspirantes del desodorante

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK92761/  Propóleo para problemas de la piel y otras afecciones.