Saltar al contenido
Amantes del propóleo y el Mercadona- KITSANA

Soja Texturizada Mercadona Hacendado

soja texturizada Hacendado

¿Que es la soja texturizada Mercadona? Todos conocemos a la popular legumbre de nombre soja. Inmediatamente la asociamos con las personas veganas o vegetarianas. Sin embargo, escuchar hoy día hablar de la soja texturizada es un hecho más común de lo que la gente piensa, pues se ha convertido en una opción saludable de alimentación, frente a otras proteínas de origen animal.

La soja texturizada proviene de la harina de soja. Es un producto completamente natural, libre de aditivos químicos o conservantes. En el mercado, también es conocida como carne de soja o proteína vegetal, pues su aspecto es muy similar a la carne molida.

No obstante, hay que recordar que si bien hay estudios que demuestran que la presencia de isoflavonas en la soja texturizada activa una función antioxidante en el organismo (así como otros productos derivados de la soja), esta no debe usarse como sustituto de la carne, ya que poseen valores nutricionales distintos (aquella es una legumbre y esta una proteína de origen animal).

Soja Texturizada Mercadona

La soja texturizada de Mercadona es uno de los productos favoritos de los consumidores que tienen un estilo de alimentación vegano o vegetariano, debido a que la soja es una legumbre con un alto valor proteico y se convierte (para ellos) en un sustituto saludable de la proteína de origen animal.

Sin embargo, ha sido tanto el repunte de la soja texturizada que incluso quienes no son veganos o vegetarianos también la consumen como una alternativa para disminuir el consumo de  carne. De hecho, es uno de los productos más vendidos en la red de supermercados Mercadona.

Este producto es de la marca Hacendado y viene en un envase que contiene en su interior 250 gramos de soja texturizada de máxima calidad. De este producto se encarga de fabricarlo Laboratorios Almond  sl, empresa ubicada en Librilla (Murcia). Esta empresa también es la encargada de elaborar productos como la Panela de Mercadona.

Y esta relevancia de consumo ha hecho que la soja texturizada ya no solo se encuentre en tiendas de herbolarios o del ramo específico de alimentación vegetariana, sino que ya es un producto común en las cadenas de supermercados  más famosas, donde la puedes hallar casi siempre en los pasillos de alimentos ecológicos.

La soja texturizada la puedes encontrar en diversas presentaciones: soja texturizada fina o gruesa, milanesas de soja; aunque también las puedes conseguir condimentadas en un producto acabado listo para cocinarse como albóndigas o hamburguesas.

La soja texturizada de Mercadona viene en una presentación en forma de granitos, cuya preparación final en tu cocina se asemeja a una carne molida. Su precio ronda los 6 euros por kilo; es decir, que cada 250 gramos costaría unos 1,5 euros. Por supuesto, si te encuentras con productos ya acabados como las hamburguesas de soja texturizadas, su precio es mucho mayor.

Composición y valores nutricionales: 

Gracias al proceso de elaboración, la soja texturizada contiene más del 50 % de proteínas, otorgándole un gran valor nutricional de calidad (tanto como la carne, pero con más fibra y menos grasa).

Además, se convierte en un alimento rico en nutrientes como el hierro, varias vitaminas del complejo B, el calcio, fósforo y potasio.

Por si fuera poco, la presencia de isoflavonas garantiza que los tejidos del cuerpo se mantengan saludables, gracias a sus propiedades antioxidantes.

Por cada 100 gramos de Soja texturizada de Mercadona, tu cuerpo obtiene:

  • Poco más de 350 calorías
  • 30 gramos de carbohidratos
  • 50 gramos de proteínas
  • 4 gramos de fibra
  • 4 gramos de grasas
  • 0.6 gramos de grasas saturadas
  • 0,04 gramos de sal

Al ser la soja una legumbre con un alto valor nutricional, puedes ver que tan solo 100 gramos de soja texturizada de Mercadona te aporta 50 % de proteínas, 30 % de carbohidratos y 4 % de fibra.

Otros productos de soja o que contienen soja en Mercadona son: Edamames Mercadona, Leche de Soja Mercadona…

¿Cómo se hace la soja Texturizada?

Para obtener la soja texturizada, primero se debe extraer el aceite de las habas de soja que, al final, se termina convirtiendo en aceite de soja. Luego eso que queda después de extraer el aceite se lleva a un proceso de deshidratación para obtener lo que conocemos como harina de soja.

La harina de soja ahora es sometida a un proceso denominado “extrusión”, el cual consiste en hacer una pasta con agua, aplicar elevadas temperaturas, presión, texturización y finalmente la deshidratación, para obtener un producto que da la apariencia de migas de pan seco.

Así como se obtiene, se tiene que dejar secar y luego venderse sin problema alguno, ya que no requiere de aditivos para tener una prolongada duración en el tiempo; de ahí que sea un producto netamente natural.

No obstante, dada la relevancia que ha tenido en el mercado, muchas comercializadores han elaborado productos a base de soja texturizada ya condimentados (para la facilidad del consumidor), como carne de hamburguesas (incluso albóndigas), los cuales sí deben mantenerse refrigerados para su conservación, puesto que su fecha de vencimiento es más reducida.

Beneficios de la Soja Texturizada

Al ser un producto de origen vegetal, son muchos los beneficios que aporta al organismo sin representar riesgo alguno su consumo. Entre los grandes beneficios que tiene están:

1) Es ideal para adelgazar o controlar el peso

Debido a su alto valor proteico y presencia de fibra, al consumirse este producto, la persona se sentirá saciada por más tiempo, lo que evitará la ansiedad por “picar” entre comidas, al mismo tiempo que favorecerá el tránsito intestinal.

Esto lógicamente redundará en un control de peso e incluso en una disminución de él para quienes se inclinen por disminuir el consumo de proteína de origen animal, la cual tiene evidentemente un aporte mayor de grasas.

2) Tiene un gran valor proteico

Gracias a que la soja texturizada posee una cantidad considerable de aminoácidos esenciales (y no esenciales), esto redunda en un gran aporte de proteínas al cuerpo similar al de la carne animal, convirtiéndose en un producto infaltable en la mesa de quienes llevan un estilo de vida vegano o vegetariano, pues suple en ellos las necesidades proteicas que el cuerpo demanda.

Además de las proteínas, también aporta un alto valor en hierro, indispensable para el buen funcionamiento del organismo.

3) Disminuye los niveles de colesterol

Entre los muchos componentes que tiene la soja, la presencia de los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6 son los ideales para colaborar naturalmente con la disminución de los niveles del colesterol LDL (colesterol malo) en la sangre. Evidentemente, al controlar el colesterol se ayuda en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

4) Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico

Como la soja es una legumbre rica en minerales, vitaminas y demás nutrientes, no es de extrañar que su consumo colabore en el fortalecimiento del sistema inmunológico, al elevar las defensas del organismo y evitando que se desarrollen patologías de origen viral o bacteriana.

¿Cómo se cocina la soja texturizada?

Todas las presentaciones de la soja texturizada de Mercadona deben hidratarse previamente para que pueda obtenerse una consistencia blanda, fibrosa y porosa, muy parecida a la carne molida de origen animal.

Como la soja texturizada prácticamente no tiene sabor y olor por sí sola, es necesario que cuando vayas a prepararla te esmeres condimentándola para que te quede muy rica y no defraudes la experiencia de los comensales. Así que te vamos a dar unos tips para que la prepares y quede con un sabor realmente delicioso.

En primer lugar, tienes que hidratar la soja texturizada para que ella pueda ablandar y así absorber todos los sabores de los ingredientes con los que vayas a condimentarla. Hay muchas formas de hacerlo. A continuación, te damos algunas ideas.

Hidratación de la soja Texturizada

1) Remojar la soja texturizada en agua: Para ello, puedes colocar la soja en un recipiente lo suficientemente hondo, pues debes cubrirla con el doble de agua de la cantidad de soja que has añadido. Si el agua es fría, debes dejarla en remojo una media hora. Verás que al transcurrir del tiempo la soja texturizada ha absorbido el agua y ha duplicado o triplicado su tamaño. Si quieres acelerar el proceso, tan solo debes añadir el agua caliente en lugar del agua fría. Esto reducirá a la mitad (y hasta menos) el tiempo de espera para la hidratación.

2) Remojar la soja texturizada en algún caldo: Si de repente tienes algún caldo que te haya sobrado del día anterior o sencillamente quieres condimentar menos la soja, puedes preparar un caldo sencillo y allí poner en remojo la soja texturizada. Verás que absorberá todo el sabor del caldo y cuando vayas a cocinarla serán menos los ingredientes que tengas que usar para darle sabor.

3) Remojar la soja texturizada en una salsa:  Si vas a hacer la soja texturizada en una salsa tipo napolitana, pues incorporar la soja directamente a la salsa para que se cocinen en simultáneo y esta absorba todo su sabor.

Conservación de la soja texturizada: Si de repente sientes que, luego de la hidratación, te ha quedado mucha cantidad de soja para cocinar y no deseas usarla toda, puedes reservarla en un envase hermético y guardarla en el refrigerador. Eso sí, no dejes que la soja texturizada ya hidratada pase más de cuatro días en la nevera.

hidratacion soja texturizada

¿Existen contraindicaciones de su consumo?

Inicialmente, se creía que su consumo podría ser contraproducente en las mujeres que padecen de cáncer de mama, debido a que las isoflavonas tienen un efecto parecido a ciertas hormonas femeninas que aceleran el crecimiento de células mamarias cancerígenas.

Sin embargo, los estudios han demostrado que el efecto de la soja es más bien de disminución de células cancerígenas en algunos casos y, en otros, es nula su incidencia perjudicial.

Ahora bien, el panorama es algo distinto con quienes sufren de la tiroides. A las personas que padecen de hipotiroidismo se les recomienda bajar la ingesta de soja o consultar a su especialista, porque sí hay una interferencia de las isoflavinas en las hormonas tiroideas sintéticas (medicamentos) que se usa para tratarlo; lo que puede provocar que el hipotiroidismo se convierta en una enfermedad.

Para finalizar, los expertos recomiendan revisar minuciosamente los empaques de cualquier alimento a base de soja aislada, porque se ha determinado que en algunos procesos se utiliza hexano y se han encontrados residuos de este en el producto. Por supuesto, no hay estudios concluyentes sobre si es dañino o no para salud, pero aconsejan no adquirir los productos de soja que hayan sido procesados con hexano.

 

Productos Alternativos

A continuación y para finalizar el artículo os vamos a mostrar 2 de las sojas texturizadas más vendidas en Amazon para que podáis comparar estos productos con la soja texturizada de Mercadona.

Esta información os va a ser de mucha utilidad ya que además de poder ver el precio y cantidades que te ofrecen otras marcas, vas a poder leer opiniones de los usuarios de la red.