Los suplementos antioxidantes pueden resultarnos especialmente útiles para frenar o reducir el daño oxidativo que nos provocan los radicales libres.

Responder